Conductores estaban desde las 3:00 de la tarde del día anterior para surtir apenas 40 litros de gasolina.

Ejército, Guardia Nacional, Dgcim y hasta las FAES se apoderan de las estaciones de servicio en Puerto Ordaz, donde cada vez más se agudiza el problema de la falta de combustible en Bolívar.

Es evidente que el plan de racionamiento de combustible impuesto por Justo Noguera Pietri no ha traído resultado positivo. Los conductores acuden desde la madrugada del día anterior para hacer cola el día que les corresponde, por solo 40 litros de gasolina.

Las denuncias de los choferes se centran en los militares que custodian las estaciones de servicio, pues aseguran que permiten el paso de vehículos sin hacer cola, sobornados por pago en dólares.

En horas del mediodía del viernes 25 de octubre, conductores sostuvieron una discusión con los funcionarios en la estación de servicio de la urbanización Ventuari, en Puerto Ordaz, cuando estos pretendían impedirles a un grupo no surtir gasolina, alegando que no estaban en cola. Sin embargo, estos estaban desde las 3:00 de la tarde del día anterior.

Los afectados trancaron la entrada de la estación de servicio y, ante la presión, los funcionarios cedieron, no sin antes amenazar al equipo de Correo del Caroní y Primicia, quienes estaban en el sitio haciendo cobertura del hecho.

Ante la negativa de entregar el teléfono celular, una funcionaria militar llamó a otro de la Dgcim para obligar ilegalmente borrar el material audiovisual, sin ninguna orden y fuera de sus facultades.

La crisis de combustible en el estado Bolívar ha afectado también el suministro de gasoil, evidenciado en menos unidades de transporte público en Ciudad Guayana.