El mismo órgano de la dictadura que desconoció el triunfo de Guanipa como gobernador del Zulia ahora allana la inmunidad de quien fue democráticamente electo en 2015.

La ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela ha aprobado este martes retirar la inmunidad parlamentaria al diputado opositor Juan Pablo Guanipa, tras una petición en este sentido formulada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Guanipa está imputado por traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir y usurpación de funciones, entre otros cargos, según ha informado el diario venezolano El Universal.

Primero Justicia, el partido al que pertenece Guanipa, ha denunciado la decisión y ha indicado que la ilegítima ANC “prende criminalizarle por ser el gobernador legítimo del Zulia y convocar al pueblo a marchar el 24 de octubre”.

“Una sentencia fabricada por un régimen que le tiene miedo a la lucha constante del gobernador legítimo del Zulia en defensa de los zulianos, y se da precisamente hoy que se cumplen dos años de que Guanipa se negara a arrodillarse ante la ilegítima ANC”, ha dicho el partido a través de su cuenta en la red social Twitter.

“Ante esta sentencia de la dictadura, ratificamos con más fuerza el llamado este 24 de octubre a salir a las calles de Caracas en apoyo al pueblo zuliano y este 16 de noviembre a tomar las calles contra la dictadura de Nicolás Maduro cómo convocaron Guanipa y Juan Guaidó”, ha remachado.

Por su parte, Guanipa ha apuntado que parece que tras su llamamiento a las movilizaciones en el Zulia “ha habido una reacción virulenta por parte de la dictadura”. “Como si esto no fuera un derecho que tenemos todos los venezolanos, y en particular los zulianos”, ha señalado.

“Si algún estado ha sufrido una tragedia con esta dictadura es Zulia, y Zulia tiene derecho a protestar, a salir a la calle”, ha recalcado Guanipa, quien se impuso en las elecciones de 2017 pero fue apartado por no juramentar su cargo ante la ANC.

“En Zulia no tenemos electricidad, no tenemos agua, no hay gasolina, no hay gas, no hay transporte público, no hay vialidad, los semáforos no sirven, dañaron las calles, todo está destruido en el Zulia”, ha denunciado.

Así ha resaltado que la población del Zulia tiene que poder “ejercer el derecho al pataleo”. “Ahora hay rumores de allanamiento de la inmunidad parlamentaria”, ha sostenido, en referencia a la decisión de la ANC sobre su persona.

“Nosotros seguimos luchando hasta que logremos la libertad de Venezuela”, ha apuntado, antes de tildar de ilegítimo al TSJ y de apuntar que la ANC “es una farsa completa”.

“No pueden tomar decisiones que sean realmente vinculantes con la conciencia del pueblo venezolano”, ha dicho. “Aquí no hay poderes constituidos, no hay separación de poderes, no hay Estado de Derecho, no hay libertad, no hay democracia”, ha remachado.

Crisis política

La crisis política en Venezuela se agravó el pasado 10 de enero, cuando Nicolás Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se juramentó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la usurpación, crear un gobierno de transición y celebrar elecciones libres. Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, así como varios europeos, entre ellos España.

Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre Venezuela. Naciones Unidas ha advertido de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.